SMART, SÍ, PERO… ¿QUIÉN?

Vivimos en la era tecnológica, eso es un hecho. Día a día la tecnología va cobrando un papel cada vez más influyente, abarcando todos los aspectos de nuestra vida cotidiana. Es tal su poder,  que no distingue entre edad, sexo, ideología, o condición social.

Este hecho, ha permitido que cada vez más personas puedan estar conectadas entre si, eliminando las antiguas barreras de la comunicación, y dando lugar a una nueva etapa en la evolución social, la era de la información. Cada día se comparten millones de datos, ya sea como imágenes, mensajes de texto, o información acerca de nuestras propias inquietudes y actividades. Esta revolución sociotecnológica, no ha pasado desapercibida por las grandes empresas, que ponen a nuestra disposición todo tipo de aplicaciones y sofisticados terminales inteligentes, los llamados SMART, para facilitar lo que nunca había sido tan fácil, compartir.

Día tras día, ven la luz del sol nuevas aplicaciones que se preocupan por todas nuestras inquietudes, ya sean sociales, referentes a la salud, al ocio, o a las relaciones íntimas, llegando incluso a crear otras nuevas que antes no teníamos.

El culmen de esta ávida preocupación de las grandes multinacionales por nuestro estilo de vida llega en forma de pulsera, y promete no tener desperdicio. Así es como llegan a nuestras vidas las pulseras UP de Jawbone. Estas particulares pulseras son la versión SMART de un matrimonio a la antigua usanza, ya que una vez la enlaces en tu muñeca, nunca más te separaras de ella.

Imagen

Las características que hacen tan única a esta pulsera, como veremos un poco más abajo, son incontables, ya que es capaz de controlar nuestra actividad física, nuestra dieta, nuestro descanso total y relativo, e inclusive nuestro estado de ánimo. Además, para los más excépticos, este SMARTrimonio tampoco se verá afectado por el medio o las condiciones ambientales en que nos encontremos. Lo que la tecnología ha unido, que no lo separe el agua. En esta imagen podemos ver un resumen de las características de dicha pulsera: Imagen

Una vez registrados los datos, esta maravilla te permite disponer de ellos a través de una sencilla aplicación válida para todas las plataformas, eso si, solo accesible a través de tu SMARTphone, permitiéndote gestionar lo que comes, lo que te mueves, lo feliz que eres, y lo que duermes, entre otras cosas.

Parece impensable que la raza humana haya podido sobrevivir tantos años sin algo así. Afortunadamente con este imprescindible invento, que solo cuesta alrededor de 130 euros, hemos asegurado la supervivencia de la especie. No obstante, dado que con esta pulsera viviremos años y años hasta que solo el aburrimiento acabe con nosotros, podemos, y debemos, permitirnos reflexionar acerca del verdadero e inequívoco fin de estas pulseras SMART.

¿Somos realmente los beneficiarios de esta recopilación masiva de datos de tantas facetas de nuestra vida?

A nadie se le escapa que hoy por hoy, la publicidad mueve cantidades ingentes de dinero, con el fin de conocernos mejor, de atraer nuestra atención de forma más eficaz, o de generarnos una necesidad de compra más acentuada. Las compañías gastan miles de millones en la obtención de datos de sus potenciales clientes, y en la conversión de estos en una necesidad por la compra de sus productos. Todos estos datos, a la par que costosos, son difíciles de adquirir, y no siempre pueden ser fiables, por no hablar de la complejidad que subyace a su correcta gestión y segmentación.

Pero, ¿Cuánto valdría una base de datos objetiva, 100% fiable, y perfectamente segmentada, cuya mejor cualidad, no es permitir la generación de un mayor interés por unos u otros productos, sino directamente brindarnos los productos que YA necesitamos, sin necesidad siquiera de preguntárnoslo?

¿Será esta la evolución de la recién estrenada era de la información, por la era de la manipulación de la información, donde el navegador de internet nos ofrecerá pastillas para dormir mejor, dietas específicas para nuestro estado de salud, o eventos de ocio para mejorar nuestro estado de ánimo?

Puede que estos datos tan personales nunca lleguen a ver la luz, salvaguardando nuestra intimidad, o puede que nos estemos dejando enjaular en una “red” de arañas multinacionales, quedando atrapados, indefensos, y condenados a su merced. Cada uno debe reflexionar y sacar sus propias conclusiones. Solo el tiempo sabrá a quien le otorga la razón. Rectifico, el tiempo, e internet.

 

Alejandro Gómez, experto en marketing digital.

 

Referencias:

–          https://jawbone.com/up#features

–          http://store.apple.com/es/product/HB712Z/A/pulsera-up-de-jawbone

–          http://www.cincodias.com/articulo/tecnorama/jawbone-up-pulsera-cambiara-vida-  movil/20130607cdscdstls_1/

 

Anuncios

Publicado el 29 junio, 2013 en Sin categoría y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: